escuela la serena
cuidadoambiental.gijon.es

La Escuela de Educación Infantil de Primer Ciclo «La Serena» se ha proclamado ganadora del V Concurso Escolar de la edición “Gijón, Capital del Reciclaje” por su proyecto, “UN PATIO PARA SENTIR”, según el veredicto unánime del jurado.

La obra “Un patio para sentir” forma parte de un proyecto en el que la Escuela está inmersa desde hace tres cursos, titulado “La Serena al natural” y ha contado con la colaboración del Programa: Cambia de Coeducación vinculado al Centro de Profesores y Recursos de Gijón.

El jurado estuvo presidid opor Pilar Vázquez Palacios , directora de EMULSA, y formado por Alfonso Laruelo Roa , responsable de comunicación de EMULSA; Juan José Lera González, Asesor Medioambiental del Centro de Profesorado y Recursos de Gijón; Dalia Monge Suárez, educadora ambiental de Recursos Ambientales Mendroyada; Juan Carlos Sampedro Veledo, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación y Formación del Profesorado y Yolanda del Cura González, profesora de la asignatura del área de Didáctica de la Educación Plástica de la Facultad de Ciencias de la Educación y Formación del Profesorado.

El jurado recoge en su fallo del premio, “La calidad, originalidad y acabado artístico de la obra, que embellece de forma permanente el patio de La Serena, con materiales reutilizados en su totalidad, integrándose a la perfección en el espacio disponible, dentro del compromiso ambiental vivido con la práctica del reciclaje artístico en la vida cotidiana del centro. La implicación del equipo directivo, la motivación y el trabajo en equipo del conjunto del profesorado, y de toda la comunidad escolar en el proyecto, implantando un proyecto innovador de intervención en el patio escolar con vocación de continuidad, que año a año lo hace más sentido, acogedor y significativo para toda la comunidad escolar. El compromiso del centro con la sensibilización ambiental orientado a la reutilización, el reciclaje y el respeto y admiración por las zonas verdes y la biodiversidad. La apuesta del centro por la creación de un medio innovador de aprendizaje, modificando el entorno donde se ha insertado, que resulta a un tiempo un espacio de experimentación y juego libre de roles sexistas, que fomenta el aprendizaje, el espíritu colaborativo, la expresión de las emociones y el desarrollo de la imaginación. La concepción dela intervención como un proceso abierto, pues la idea es que la obra continúe en constante cambio y renovación, ampliando a más espacios, implicando a otras entidades del barrio, cambiando materiales, retirando mobiliario plástico que ya no se integran en la línea natural y reciclada del patio… y con ideas que, posiblemente, estén por llegar”.

La obra ganadora ha supuesto una actuación, basada en la reutilización y el reciclaje, en todo el espacio del patio:

  • Toldo multicolor de rosetones elaborado con bolas de plásticos reutilizadas; organizando la recogida de bolsas de plástico y la dinamización de las “crocheteras”, equipo de familias, quienes tejieron los rosetones que formaron parte de esa enorme alfombra creadora de colores, de luces y sombras y de sensaciones.
  • Laboratorio para cacharrería de experimentación, a partir de la construcción de palés y cacharros aportados por las familias.
  • Área de experimentación musical y “Chill out”: Con el apoyo des expertos en percusión, serealizaron paneles musicales. Cada panel está formado de metal o madera para la experimentación de sonidos, una batería totalmente reciclada y otros elementos de variado origen y características para percusionar. Esta zona de riquirraquese completa con un espacio de descanso, escucha, observación, relación, relajación…, el espacio Chill out.
  • Lactantes, gateadores y caminantes: espacio donde a diferentes alturas y con distintos sonidos se configuraron móviles y ruxideros que estimularon los sentidos de los más pequeños con tapones, tapas, dosificadores de leche de fórmula, botellas deplástico, etc. bichitos. Mariquitas, gusanos, serpientes…
  • Hotel rural de Bichitos: creación de este hábitat para favorecer el descubrimiento de la biodiversidad del patio, se construyó un hotel a partir de una antigua casa de muñecas. En su restauración y construcción intervinieron los pequeños eligiendo materiales seguros.: bambú, hierba, ladrillos, piedras, piñas y palos de madera.
  • Estanque para anfibios. A partir de un fregadero en desuso.
  • Además, se intervino para mejorar sobre otros espacios creados en otros cursos anteriores, como el Jardín de los aromas, el Huerto-dormitorio y Experimentando con arena.

De la mención especial al proyecto del Colegio de El Piles el jurado valoró “la originalidad conceptual y artística de la obra, concebida como un recorrido histórico que incide en la protección y cuidado de un entorno público, emblemático y ámbito de intervención de EMULSA, como es la playa de San Lorenzo. La integración del proyecto “Gijón, capital del reciclaje” en un proyecto de Centro. La innovación educativa desarrollada, a dos niveles; integración en proyectos y curricular, ligando los valores ambientales y los culturales, y madurez participativa de la comunidad escolar que logra la participación total en el proyecto, con un equipo de profesorado fuertemente motivado”.

Este año, por primera vez, el Piles se planteó la posibilidad de participar en la edición del programa “Gijón Capital del Reciclaje” uniéndolo con el proyecto de centro, se planteó que a lo largo del Muro San Lorenzo se podían recrear todas las épocas históricas, poniendo env alor este elemento emblemático de la ciudad y fomentando su protección y respeto.

El proyecto “Gijón,Capital del Reciclaje”, es un concurso escolar convocado por EMULSA, dentro de la Campaña de Sensibilización Medioambiental Ciudadana, que pretende impulsar la realización de proyectos educativos de concienciación ambiental específicamente orientados al reciclaje artístico.