La Policía Nacional ha detenido a un varón de 48 años por simular haber sido víctima de un robo violento mientras paseaba con su perro por la calle Premio Real.

Según relato, habría sido abordado por dos chicos que pidieron que les entregara el animal. Ante su negativa, quienes le abordaron se pusieron agresivas, le amenazaron con una navaja y le pidieron que les diese objetos de valor que llevaba encima, entre ellos, una alianza y una cruz de oro que portaba en el cuello.

En la investigación desarrollada por los agentes de la Comisaría de El Coto descubrieron durante la investigación que el propio denunciante había vendido las joyas en una tienda de compraventa de la ciudad.

Tras el descubrimiento policial, el denunciante admitió haber mentido para conseguir un dinero extra y justificar la ausencia de las joyas ante su familia.