Un joven de 27 años ha fallecido este mañana tras desplomarse repentinamente cuando esperaba el autobús en una marquesina de la calle Camino de Rubín, en la zona de El Cerillero. El conductor del autobús que llegó poco segundos después le prestó los primeros auxilios. A los poco minutos se desplazaron al lugar agentes de la Policía Nacional quienes también auxilios a la víctima hasta la llegada de los servicios de emergencias. Sanitarios de la UVI móvil trataron de reanimarlo durante más de una hora.