Un perro está abandonado en un inmueble de la calle Cuba, en el barrio de La Calzada. Los vecinos alertan de que lleva solo más de una semana. Sus dueños son los inquilinos del un piso en el que se encuentra el animal, pero en los últimos días no han aparecido por el lugar. Desde que ocuparon la vivienda en el mes de enero no han abonado la renta por lo que existe una orden de desahucio fijada para el 14 de noviembre. Hasta entonces la propietaria no podrá acceder y pide una solución por miedo que se pueda encontrar al animal muerto para entonces.