Saltar al contenido

Los ecologistas denuncian que no desciende la contaminación pese a la lluvia

27/11/2015
Gijón

La Coordinadora Ecologista de Asturias denuncia que, a pesar de las lluvias, no desciende la contaminación en Gijón. Según los datos de los que disponen, ayer volvió a  dispararse la contaminación de dióxido de azufre y de partículas de menos de 2,5 micras en la estación ubicada en el barrio de Pumarín,  coincidiendo  con una aumento del benceno en el mismo punto.

El benceno pasó de menos  de 1 a picos de 8 µg/m3.  lo que supone un incremento de mas del 800% sin causa aparente en las estación del centro de Gijón, lo mismo que paso con el dióxido de azufre que se incremento de 3 a un pico de 85 µg/m3. , otro tanto paso en la misma estación con las peligrosas partículas mas pequeñas las PM2,5 que subieron de un valor de 6 a un pico de 20 µg/m3.

Consideran desde la Cooperativa que “estamos hablando de subidas espectaculares en varios contaminantes en la misma zona centro de Gijón”, y añaden, “la contaminación que tiene una causa y de la que esperemos que el Principado o el Ayuntamiento nos expliquen el origen, por que lo que esta claro es que lo están padeciendo los vecinos”.

Los ecologistas recuerda que “hay numerosas evidencias científicas que los picos de contaminación agravan las incidencias respiratorias y cardiovasculares de los personas enfermas que se ven sometidas a estos aumentos, están documentado el aumento de la mortalidad coincidiendo con estos picos de contaminación”. Respecto a la respuesta de la administración regional lamentan que “el Principado  en vez de trabajar por solucionar los graves problemas de contaminación solo este  falseando la realidad, para evitar que se le pidan responsabilidades por su nefasta gestión”.

El benceno (C6H6) es un hidrocarburo cíclico volátil que presenta alta reactividad con compuestos oxidantes. Químicamente es un líquido incoloro de aroma dulce, que se evapora rápidamente en la atmósfera y con una solubilidad en agua bastante escasa. El benceno está clasificado como cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud,  incluso en dosis muy bajas, al ser un reconocido carcinógeno en seres humanos y otros mamíferos lactantes. La exposición de larga duración a altos niveles de benceno en el aire puede producir leucemia o cáncer de colon, entre otros problemas.

Mediciones de benceno | asturias.es
Configuración