La Policía Nacional ha arrestado a un menor de edad en Gijón por haber dado un aviso falso al 112 sobre la colocación de una bomba un instituto de secundaria de Avilés. Se le acusa de un delito de desórdenes públicos.

Durante las primeras investigaciones se pudo comprobar que el autor de los hechos cambió su tono de voz habitual para aparentar tener más edad y se constató que el nombre del centro educativo aportado no existía en Avilés pero si en Gijón.

La llamada fuer realizada desde el terminal móvil de un compañero de clase al que le estaba guardando el teléfono durante la clase de educación física. La policía ya ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de Menores del Tribunal Superior de Justicia de Asturias lo ocurrido.