Los vecinos de Nuevo Gijón, Perchera y la Braña denuncian “la falta de información y respeto a los vecinos y vecinas afectadas por las obras del carril-bici” que discurre desde la avenida de Oviedo hasta la avenida de la Constitución y la perdida de 60 aparcamientos que ello supone.

Para la asociación, “no tiene explicación que un proyecto que lleva aprobado desde diciembre de 2014 , sea conocido por los vecinas el 22 de octubre de este año cuando ya se han iniciado las obras”. Critican además que la perdida de plazas de parking supondrá una “mayor presión en el aparcamiento y el tráfico en nuestro barrio”. Solicitan al ayuntamiento que la paralización de las obras del nuevo carril-bici hasta que no les den soluciones a la perdida de aparcamientos.

Por todo ello, los vecinos van a proponer al consistorio, según los acuerdos de la última reunión celebrada este miércoles, que implante un ”procedimiento de información a los vecinos afectados por las obras que vayan a acometer” para que, con tiempo suficiente, “puedan expresar su opinión y participar en el proyecto final”.