Saltar al contenido

¿Por qué invertir en oro?

20/02/2022
Gijón

Comprar oro de inversión es una forma de que su cartera tenga un valor seguro. Por eso mucha gente decide comprarlo, sobre todo en una época de inestabilidad económica e incertidumbre, donde el sistema bancario mantiene los tipos de interés a la baja y la economía cuenta con una elevada inflación. Ante este contexto, poseer oro es una solución para mantener y aumentar su patrimonio.

La demanda de este metal es extremadamente alta. Cada vez más gente se interesa por adquirirlo para garantizar la protección de sus ahorros.

¿Cuándo invertir en oro?

Algunas de las preguntas habituales es si es demasiado tarde para invertir en oro o si el precio continuará subiendo. Lamentablemente, no hay varita mágica para adivinar cuál es el momento apropiado para conseguir mayor rentabilidad, pero se puede aproximar gracias a un gran número de técnicas e indicadores eficaces que se aplican a la hora de invertir.

¿Dónde comprar oro?

Antes de dar el paso de comprar oro, es necesario encontrar distintas experiencias, opiniones y recomendaciones información imparcial sobre. Si un distribuidor no tiene buena reputación online dicha empresa deberá ser evitada a toda costa.

¿Invertir en oro físico o en fondos cotizados?

El oro físico tiene beneficios de la adquisición sobre la compra de oro digital o fondos de inversión cotizados. El oro físico es un recurso que siempre tendrá valor a lo largo del tiempo. Además, te da el control y el seguro ante la crisis financiera y monetaria..

¿Lingotes o monedas?

Una vez se haya decidido a adquirir oro, podrá plantearse la duda de invertir en lingotes o en monedas. La respuesta definitiva depende mucho de las circunstancias personales. Hay que tener en cuenta factores como el presupuesto que se va a dedicar a la inversión, la prima de cada producto, dónde y cómo lo va a almacenar, cuánto tiempo va a durar la inversión, los impuestos sobre las plusvalías y las ganancias que quiere obtener con su inversión.

¿Dónde guardar el oro?

Los inversores han almacenado oro y plata durante siglos. Ya habíamos comentado que el control físico es uno de los principales beneficios de comprar lingotes y monedas pero eso plantea pensar dónde guardar y cómo almacenar los productos. Las tres opciones más habituales son contratar un servicio de almacenamiento, usar una caja de seguridad bancaria o una caja fuerte en casa. La decisión depende de los gustos personales.

¿Qué impuestos se pagan por el oro de inversión?

Las ganancias obtenidas de la venta del oro se declaran en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Esta plusvalía es la diferencia entre el precio de compra y el de venta, sin incluir otros gastos. No olvidemos que en caso de recibir oro en una herencia o como parte de un regalo, este tributo también es aplicable.

Como esta información puede cambiar en función de la legislación vigente en cada momento, lo mejor es preguntar a un asesor fiscal o informarse en la Agencia Tributaria.
En caso del Impuesto del Valor Añadido (IVA), la compraventa de oro no está sujeta a este impuesto. Cosa que sí pasa con otros metales, como por ejemplo en el caso de la plata, que se le aplica un 21%.

Conclusión

En estos tiempos de una economía que no ofrece rendimientos, tasas de interés bajas, mercados monetarios devaluados, emisiones de dinero repetitivas y una inflación desbocada, el oro ofrece una protección y estabilidad a largo plazo de sus inversiones.

Configuración