El servicio de Salvamento del Ayuntamiento de Gijón rescató, sobre las 16 horas de este viernes a la altura de la playa del Rinconín, el cadáver de un varón de mediana edad. Un testigo, que vio un cuerpo flotando en el mar, fue quien dio la voz de alarma.

Una vez localizado, el cadáver fue trasladado a tierra por el Puerto Deportivo, donde la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación. El cuerpo no mostraba ningún signo de violencia y las causas de la muerte apuntan al ahogamiento. El fallecido no pudo ser identificado en el momento dado que no llevaba ningún documento encima.