El Cuerpo Nacional de Policía arrestó, a las 20:00 horas de pasado sábado, a dos menores de edad, a los que sorprendió un vecino de un garaje de Viesques, cuando intentaban forzar trasteros.

Al ser descubiertos, los menores trataron de esconderse y ocultar la cizalla que llevaban para forzar los candados. El vecino les instó a que esperaran la llegada de la policía. Los jóvenes se justificaron diciendo que se habían confundido de entrada a la hora de visitar a un amigo pero, ante la inconsistencia de la identidad y dirección del domicilio de su amigo, acabaron admitiendo su intención de robar.

Los hechos de los menores, que han sido puestos a disposición de sus padres, han sido comunicados a la Fiscalía de Menores del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.