El Policía Nacional de Gijón ha detenido a un varón, de 37 años y vecino de Carreño, que robó un lote de joyas en un local de compra y venta.

El ladrón entró en el establecimiento el pasado día 14 de septiembre y se apoderó de una bolsa que contenía 48 piezas de joyas que iban a ser colocadas en un expositor. Su valor superaría los 11.000 euros. El hombre aprovecharía que un empleado atendía a unos clientes por lo que no se percató de lo que había sucedido hasta que se dispuso a colocar las joyas en la vitrina.

El autor del robo fue identificado rápidamente por los agentes tras revisar las grabaciones de las cámaras de vigilancia, ya que se trata de una persona con más de 35 detenciones por delitos contra el patrimonio. Se estableció un dispositivo de búsqueda por las zonas que solía frecuentar y fue localizado, el pasado 15 de octubre, en la zona de El Cerillero. Pese a intentar huir a la carrera, fue interceptado en el parque de El Lauredal.

Parte de las joyas que se pudieron recuperar fueron entregadas en depósito al establecimiento de venta.