La Policía Local de Gijón arrestó la pasada madrugada a una mujer, de 40 años y vecina de Candás, que deambulaba completamente ebria por la avenida de Portugal con su hija de cinco años. La mujer ha sido detenida acusada de un delito de abandono de los deberes familiares.

  
  
  
  

Una vez detenida, la mujer no ha colaborado con los agentes para localizar a un familiar que pudiera hacerse cargo de la niña y ha intentado llevársela por la fuerza haciendo frente e insultando a los agentes. Finalmente, la menor ha quedado a cargo de una tía.