El Cuerpo Nacional de Policía detuvo, la madrugada del 6 de enero, a un varón de 20 años, y vecino de Siero, por fracturar la luna de un establecimiento de la calle Marqués de San Esteban lanzando una botella de licor.

El joven estaba enfadado por la tardanza en ser atendido, por lo que cogió una botella de la barra y la estampó contra el cristal que ocupaba el lateral del local. Una camarera alertó a las autoridades que hicieron presencia en el lugar. A su llegada, el chico se mostró exaltado y agresivo pero se fue calmando hasta mostrarse arrepentido por lo sucedido. Al detenido, que cuenta con 12 detenciones anteriores, se le acusa de un delito de daños.