Agentes de la Policía Nacional localizaron, en la calle Marques de San Esteban, a una chica de 26 años sobre la que pesaba una orden de detención de un juzgado de Marbella por hurtos cometidos en el año 2016. En una historial cuenta con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio.