El gijonés Pablo Carreño se clasificó este domingo, por primera vez, para los cuartos de final de un Grand Slam.

Carreño se impuso en los octavos de Roland Garros al canadiense Milos Raonic, quinto cabeza de serie, por 4-6, 7-6 (2), 6-7 (6), 6-4 y 8-6, en 4 horas y 17 minutos.

En cuartos se verá las caras Rafa Nadal, dominador del torneo en la última década, lo que asegura la presencia de un español en la semifinal de Roland Garros.