En torno a las 12 del mediodía del domingo, un un niño de uno dos años se cayó desde el Paseo de San Lorenzo, a la altura del Náutico, hasta un contrafuerte que refuerza la estructura del muro en esa zona.

El niño se escapó de madre, se acercó a la barandilla y se cayó desde una altura de unos tres metros. La mujer saltó a socorrer al pequeño, que durante unos segundos parecía conmocionado hasta que rompió a llorar. Una médica que se encontraba en la zona ayudó a la madre en los momentos iniciales. También se acercaron los miembros de Servicio de Socorrismo. La UVI móvil traslado al niño al hospital de Cabueñes, para ser derivado al HUCA donde para su observación