El balonmano español está de luto tras el fallecimiento a los 83 años de edad de José Antonio Roncero Zabala, padre del balonmano asturiano y figura muy relacionada con el balonmano nacional, llegando a dirigir a las dos selecciones absolutas, tanto la masculina como la femenina. Muy vinculado al Real Grupo Covadonga, del que fue entrenador y, posteriormente, director deportivo durante 13 años, José Antonio Roncero tiene una dilatada trayectoria dentro de la Real Federación Española de Balonmano, entre 1967 y 1978.
Llegó a dirigir a la selección absoluta masculina en 25 ocasiones, y llevó las riendas de la absoluta femenina en 21 partidos, pero también fue seleccionador júnior masculino.
Fue fundador de la Federación de Balonmano del Principado de Asturias en la que ejerció de secretario, director y profesor de su escuela de entrenadores, y de la que fue presidente entre noviembre del año 2000 y junio del año 2004.
Su dedicación a nuestro deporte le hizo merecedor de diversas distinciones y galardones, entre las que destacan la medalla de Plata de la Real Orden del Mérito Deportivo, la Placa al Mérito Deportivo de la RFEBM o la insignia de Oro de la Federación de Balonmano del Principado de Asturias.
Sus restos descansan en la sala 8 del tanatorio de Cabueñes (Gijón) y el funeral se celebrará el martes 13 de diciembre a las 18 en la capilla del Tanatorio de Cabueñes.