Agentes de la Brigada de Información Central de Madrid,que cuentan con el apoyo de la Unidad de Intervención Policial de Oviedo, han detenido esta mañana a un varón acusado de pertenecer a la yihad en torno a las 9 de la mañana en El Natahoyo. Un amplio dispositivo tiene cortada la calle Rosalía de Castro, donde el detenido tiene su domicilio, durante toda la mañana. También ha sido detenido otro hombre, dentro del marco de la misma operación, en San Sebastián.

El detenido en Gijón se dedicaba a la propaganda y de captación de la organización terrorista DAESH publicitando, adoctrinando, enalteciendo su ideario y alentando e incitando a la comisión de actos terroristas en las redes sociales. Además había difundido por este mismo medio su jura de lealtad al Califato y al Califa Abu Baker Al Bagdadi. Se había integrados en la estructura de DAESH tras su adhesión voluntaria.

Su domicilio particular era su centro de operaciones donde había creado una importante y organizada red de difusión virtual. También establecido dispositivos de comunicación  con unas férreas medidas de seguridad, queriendo con ello que su actividad terrorista pasara inadvertida e imposibilitar su detección policial. Hacía uso de teléfonos virtuales que permiten enviar mensajes anónimos con los que intercambiaba información de manera segura con miembros y dirigentes de DAESH.