El ciclo de cine Una mirada hacia África, que viene celebrándose desde hace algunos años en el Antiguo Instituto, forma parte de un programa de sensibilización para dar a conocer las dificultades que aquejan a las sociedades africanas, que son consecuencia de la herencia colonial que todavía pesa sobre este continente, y la responsabilidad que en esa situación tienen las viejas y modernas metrópolis.

Las películas seleccionadas relatan las difíciles situaciones a las que se enfrentan sus protagonistas, en contextos de pobreza, soledad o yihadismo. Antes de cada proyección se pasará un corto de 16 minutos sobre la asociación Los Amigos de Thionck Essyl.

Este lunes 10 de octubre, el Centro de Cultura Antiguo Instituto acoge la proyección de Rebelde de Kim Nguyen. Un largometraje canadiense del año 2012 de 90 minutos de duración. Las jornadas restantes se celebrarán los lunes 24 y 31 de octubre cuando se visionará Timbuktu y Efraín respectivamente.