15 meses después de la inundación de la calle Brasil en La Calzada, el agua a vuelto a anegar la carretera. El chaparrón, ocurrido entorno a las 15 horas de esta tarde, no ha podido ser asumida con los sumideros, que además se encontraban taponadas con bastante trozos de corcho de los jardines de la zona. A eso se le suma que la marea se encontraba a una hora de la pleamar. Una vez levantadas las arquetas, y con el cese de la lluvia, la zona tardó en despejarse en torno a unos 20 minutos. Comercios de la zona, coche aparcados y los sótanos de los bloque de la calle Alameda de Jove se han visto afectados por lo sucedido.