El Consejo de EBHISA prevé cerrar el mismo con un movimiento de 15,5 millones de toneladas. La terminal granelera, situada en El Musel ha analizado la evolución de tráficos que confirman la «tendencia al alza» de los últimos años.

Esta tendencia alcista se inició en 2012, año en el que se movieron 12 millones de toneladas. Con la cifras de 2015 se calcula que el resultado neto del ejercicio podría superar los cinco millones de euros