La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies solicita información a la Consejería de Medio Ambiente debido a un incremento, hacía las 15 horas, de los valores registrados de partículas PM2,5 en la estación medioambiental situada en la avenida de la Constitución, en Pumarín. Se trata, denuncian, de 86 veces más de lo que recomienda la OMS como valores razonables para la salud.

Los efectos que las partículas causan en la salud de las personas han estado históricamente asociados a la exacerbación de enfermedades de tipo respiratorio, tales como la bronquitis, y más recientemente también se han analizado y demostrado sus efectos sobre dolencias de tipo cardiovascular. Su tamaño hace que sean 100% respirables ya que viajan profundamente en los pulmones, penetrando en el aparato respiratorio y depositándose en los alvéolos pulmonares, incluso pueden llegar al torrente sanguíneo