El concejal y portavoz de VOX Gijón, Eladio de la Concha, ha manifestado esta mañana respecto a la actitud del gobierno municipal gijonés que “no es la primera vez que la edil de Hacienda, Sra. Pineda, muestra su desprecio por los miles de gijoneses votantes de VOX, porque ha vuelto a poner de manifiesto su actitud antidemocrática de excluir a nuestro grupo municipal de la ronda de contactos con los grupos políticos para negociar las modificaciones presupuestarias que tienen previstas, a causa de la prórroga presupuestaria decidida por el gobierno social comunista que dirige el Ayuntamiento de Gijón”, y añade que “a los socialistas se les llena la boca hablando de igualdad, pero para ellos no todos los gijoneses somos iguales, los votantes de Vox ni tan siquiera tenemos derecho a que nuestra opinión pueda ser escuchada”.

De la Concha indica que “esta vez, la excusa ofrecida para excluir a VOX de la ronda de contactos es más absurda, si cabe, que las anteriores porque la Sra. Pineda justifica su negativa a reunirse con nuestro Grupo Municipal en lo siguiente: ‘…porque ya sabemos por la prensa de donde eliminarían el dinero, de la cultura y el deporte’. Falso. Por supuesto que no estamos en contra de la cultura o el deporte, en absoluto; miente la Sra. Pineda, y lo sabe, porque lo que hemos dicho en repetidas ocasiones, por activa y por pasiva, es no queremos que se dedique el dinero de los gijoneses para financiar los chiringuitos ideológicos que dirigen sus afines y que no producen actividad económica alguna, cuando hay que atender tantas necesidades urgentes como las que tiene ahora la ciudadanía en general a causa de la crisis derivada de la pandemia”.

“Como hemos dicho -prosiguió el edil de VOX Gijón-, estamos a favor de la cultura y el deporte y lo que no queremos es que se dedique ni un solo euro a subvenciones y ayudas a otros países teniendo, como tenemos, todo tipo de necesidades en casa, en Gijón. Tampoco queremos que se gaste el dinero de todos los gijoneses en eventos totalmente inútiles para los ciudadanos, actividades como la Semana Negra o la Memoria Histórica, porque ahora a los ciudadanos no les preocupa el pasado tergiversado que nos quieren vender, sino la acuciante realidad actual de crisis y desempleo por la que está pasando ahora Gijón”.

En definitiva, para Eladio de la Concha “el sectarismo antidemocrático exhibido por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Gijón no tiene justificación alguna. Que no inventen falsas excusas, para ellos son más importantes sus exclusiones ideológicas que el bienestar general de los ciudadanos porque, cuando más necesario es hacer unos presupuestos austeros, partiendo de cero y pensando sólo en la ciudadanía, es justo cuando no hacen los deberes y no presentan los presupuestos que Gijón necesita”.