Saltar al contenido

EDP pone en servicio en Roces una "ecoestación" de suministro vehículos eléctricos y a gas

21/07/2016
Gijón

Asturias es la primera región del norte de España que dispone, en una misma instalación, de un servicio público de repostaje de vehículos de energías alternativas, gas natural y electricidad. La nueva instalación, propiedad de EDP, está situada en Roces (Gijón). La compañía ha invertido 400.000 euros en su construcción y puesta en marcha.

El consejero de Empleo, Industria y Turismo, Francisco Blanco, y el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, Esteban Aparicio, han asistido, junto al consejero delegado de EDP en España, Miguel Stilwell de Andrade, a la puesta en servicio de la instalación. Todos han coincidido en señalar la importancia que tiene esta Ecoestación para el fomento de la movilidad sostenible tanto en el municipio gijonés como en la región.

La Ecoestación estará abierta al público 24 horas, todos los días del año, en régimen de autoservicio. "Se trata de una instalación limpia, que no genera residuos ni emisiones y que dispone de todos los mecanismos de seguridad necesarios, así como de los medios de vigilancia y supervisión a distancia. Permite, además, la intercomunicación del usuario, a cualquier hora, con el Centro de Seguridad de la compañía", señalan desde la compañía.

La instalación combina dos zonas. Por una parte, un surtidor de gas natural comprimido (GNC), que permite el repostaje rápido de los vehículos -dos minutos para los turismos y en torno a ocho para los camiones-. Este surtidor permite el repostaje de dos vehículos de forma simultánea. Esta misma característica la tiene el punto de recarga para vehículos eléctricos, cuyos propietarios podrán recargar las baterías en unos veinte minutos.

El repostaje de gas natural se realiza como en una gasolinera convencional, con una manguera que se conecta directamente a la boca de entrada del depósito de combustible de los vehículos, mediante un conector estanco que impide la salida del gas a la atmósfera. Los usuarios pueden realizar el pago con tarjeta de crédito o con la de fidelización de EDP.

El gas natural proviene directamente de la red de distribución de la compañía, lo que garantiza el suministro eficiente e ininterrumpido de esta energía. Es el mismo gas natural que se utiliza a nivel doméstico e industrial, pero a distinta presión. La instalación está conectada a un compresor que eleva la presión hasta los 250 bares, lo que permite acumular más energía en el depósito, que se traduce en una mayor autonomía del vehículo.

El gas natural es el combustible fósil que menos emisiones genera. En relación con el diésel reduce hasta un 80% las emisiones de óxidos nitrosos, mientras que las de óxidos de azufre y material particulado son prácticamente nulas. Estas ventajas medioambientales se unen al significativo ahorro en el coste del combustible, en torno a un 40% respecto a la gasolina y un 30% frente al diésel, lo que hace del gas natural un combustible muy ventajoso especialmente para consumos intensivos.

El punto de recarga rápida para vehículos eléctricos está conectado a la red de distribución de energía eléctrica de la compañía y dispone de los tres principales conectores, homologados por los principales fabricantes, para la recarga rápida de vehículos eléctricos.  Con este instalación, EDP ya ha instalado en Asturias más de diez puntos de recarga, seis de ellos en Gijón.

El uso del vehículo eléctrico también lleva asociadas múltiples ventajas, tanto medioambientales como económicas. Por una parte, su uso no implica emisiones ni contaminación acústica. El ahorro, respecto a los vehículos de combustión, puede llegar hasta el 80%. Por otra parte, la eficiencia de estos vehículos es tres veces superior a la de los de combustión, siendo el coste del mantenimiento respecto a los vehículos de combustión convencional mucho menor.

 

5/5 - (176 votos)
Configuración